pasta de dátiles natural

Pasta de dátiles, tres opciones

Últimamente no paro de ver recetas endulzadas con pasta de dátiles y me parece una opción súper interesante ya que es el único endulzante natural que pasa el filtro realfood 😉 (que no light ojo, los dátiles son bastante calóricos).

Lo que pasa es que, dentro de lo simple que es la receta, hay muchas versiones diferentes con pequeñas variaciones. Así que como no, el otro día me puse a experimentar. Y me salieron tres opciones de pasta de dátiles: con dátiles “normales”, con dátiles medjoul y por último con dátiles medjoul pero cambiando el agua por leche vegetal.

Y me sorprendió el resultado. Pensaba que alguna sería la “ganadora”, la que os tenía que contar por ser la mejor. Y no. Os traigo las tres para que elijáis. La base es siempre: mismo peso de dátiles (sin hueso) que de líquido caliente.

Pero antes de entrar en detalles, tengo que decir que en general lo que es la pasta de dátiles me gustó mucho. No la había probado nunca y ya sola me pareció bastante rica (en pequeñas cantidades), pero es que encima la usé para endulzar unas galletas y quedaron muy top.

A) Pasta de dátiles “normales”

100 gr de dátiles sin hueso + 100 gr de agua caliente. Dejamos a remojo 15 minutos y trituramos.

Mis conclusiones: la única desventaja es tener que dejarlos un poquito a remojo, y su principal ventaja es que es la opción más económica. También queda un poco más densa (no creo que sea ni un pro ni un contra).

B) Pasta de dátiles medjoul

100 gr de dátiles medjouls sin hueso + 100 gr de agua caliente. Trituramos y listo.

Mis conclusiones: la desventaja que le veo es que es más cara. No hay que dejarla a remojo y queda más cremosa por la jugosidad de este tipo de dátil. Hay gente que dice que queda más dulce, yo no estoy del todo de acuerdo, pero sí que da un “toque” más rico aunque no de una manera muy significativa.

Dicho esto, por la diferencia tan grande de precio, creo que las próximas veces que haga pasta de dátiles compraré de los normales porque para endulzar recetas de repostería saludable me pareció más que suficiente. Ahora bien, para comer dátiles solos o para alguna receta donde sean protagonistas, sí os recomiendo mucho los medjoul, me parecieron ríquísimos y con una textura increíble, no paraba de darles pellizcos mientras cocinaba. Nunca he sido muy aficionada a los dátiles pero creo que los estoy redescubriendo. Y últimamente no paro de ver preparaciones que me están llamando mucho la atención como por ejemplo dátiles rellenos de queso, dátiles bañados en chocolate…

C) Pasta de dátiles medjoul con leche vegetal

Trituramos 100 gr de dátiles medjoul sin hueso + 100 gr de leche vegetal caliente (en mi caso de soja sin azúcar).

Mis conclusiones: pensaba que iba a ser la más rica y cremosa, pero la verdad es que simplemente tiene un toque extra del sabor de la leche que elijamos. Para comerla “sola” (en yogures, gachas de avena, tostadas, etc.) sí que puede ser interesante hacerla así. Pero para endulzar recetas de repostería saludable creo que con agua es suficiente. Además si la receta ya lleva leche quizá no sea bueno para el resultado (aunque esto ya no lo sé).

pasta de dátiles para endulzar

Y ya estaría amiguis ¿Qué os han parecido mis experimentos realfood? Por si os resulta más cómodo, tenéis la receta en reels de Instagram 😉

¿Vais a poneros a hacer repostería saludable a lo loco? ¿O pasáis del tema?

Tengo que aclarar que la pasta de dátiles no puede sustituir al azúcar tal cual ya que no tienen nada que ver. Por tanto tendréis que optar por recetas pensadas específicamente para hacerse con pasta de dátiles. A lo que sí puede sustituir sin problema es a la miel.

Sin comentarios

Publicar un comentario