queso vegano

Queso ricotta vegano

Esta es la receta número 200. Se dice pronto pero eso es mucha comida disfrutada y mucho trabajo detrás. La verdad es que no he seleccionado qué receta iba a subir para la ocasión ni nada por el estilo, pero me gusta que haya sido este queso ricotta vegano, porque creo que es un claro ejemplo de una característica mía y por tanto de este blog: que me flipa experimentar.

Hace años, cada vez que me salía algo mal en la cocina me enfadaba muchísimo, incluso me echaba a llorar. Ahora me parece que hace siglos de eso y todo lo contrario, suelo repetir el plato aunque sea por mera curiosidad mía y no lo piense ni publicar. No lo considero tiempo perdido porque seguro que me lo como de una u otra manera (en mi casa mu mal tiene que estar el asunto para tirarlo), y si pensaba subir esa receta, ¡pues ya encontraré otra cosa con la que sorprenderos esa semana! (ojo, no siempre es tan fácil como lo acabo de pintar, que tengo momentos de crisis creativa y/o sentimiento de culpa por no llegar a todo, pero ya os hablaré en otro momento de eso).

Pero vuelvo al ricotta vegano. Lo que os decía, que me encanta experimentar, y tras leerme muchas recetas y hacer mezclas en mi cabeza, empezó la fase de pruebas. Y ya sí, después de tres pruebas di con una combinación de ingredientes que pasaba mis estándares de calidad 😉 Hacer quesos veganos que “den el pego” me parece una cosa complicadísima, y éste es de los pocos que he conseguido que se me asemeje tanto en textura como en sabor al “original”, en este caso ricotta.

El uso que le podéis dar es exactamente el mismo que a un queso ricotta de origen animal: para comer tal cual, untado en tostadas, en la pizza (no se funde tipo mozzarella, pero quedan unos pegotitos derretidos muy ricos), para acompañar verduras… y la semana que viene probaré a hacer canelones, ¡iré informando del resultado!

Ingredientes

  • un bloque de tofu (400 gr)
  • 80 gr de aceite de oliva
  • el zumo de un limón
  • 2 cucharaditas de vinagre de arroz
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 2 cucharaditas de levadura nutricional
  • hiervas aromáticas al gusto, yo echo una pizquita de estas cuatro: orégano, albahaca, tomillo y perejil

Preparación del queso ricotta vegano

1. Antes de nada deberemos escurrir bien el tofu, para ello lo sacamos de su envase y lo envolvemos en un trapo de cocina limpio durante media hora, a ser posible con algo de peso encima (una tabla de madera o lo que pilléis).

2. Metemos el tofu ya escurrido en la picadora, junto con el resto de ingredientes (excepto las hiervas aromáticas).

3. Trituramos bien y cuando tengamos una pasta homogénea añadimos las hiervas aromáticas. Terminamos de mezclar y lo pasamos al molde que queramos, tapándolo.

Yo usé un molde desmontable como el típico que se suele usar para bizcochos ¡pero en pequeñajo! Venía en un pack de varios moldes que me regalaron esta Navidad, y al principio pensé que éste sería el que menos usaría… pero me ha venido genial 🙂

queso ricotta

4. Metemos a la nevera toda la noche y ya estará listo el queso ricotta vegano.ricotta vegano

Sin comentarios

Publicar un comentario