Caramelo salado

Caramelo salado

Llevaba tiempo viendo lo de caramelo salado o salted caramel y tenía la necesidad imperiosa de probarlo. Al final no es ni más ni menos que toffee, o caramelo, como prefiráis llamarlo, con un suave toque de sal que lo que hace es acentuar su sabor.

Y después de hacerlo tengo que decir que es de las cosas más deliciosas que he probado, ¡no podía dejar de rebañar el cazo en el que lo preparé! Llevaba tiempo viendo lo de caramelo salado o salted caramel y tenía la necesidad imperiosa de probarlo.

Esta salsa de caramelo salado es perfecta para acompañar cualquier postre, desde cubrir un cheesecake, rellenar un bizcocho o me lo imagino perfectamente en un vasito con yogur y plátano ¡ideas no te faltarán!

Ingredientes

  • 180 gr de azúcar blanco
  • 50 gr de mantequilla sin sal
  • 200 gr de nata líquida para cocinar
  • 1 cucharadita de sal

Preparación

1. Ponemos el azúcar en un cazo, la humedecemos con unas gotas de agua, y ponemos el cazo a fuego medio.

2. Dejamos que se vaya formado el caramelo poco a poco, sin removerlo al principio. Una vez el caramelo empiece a estar dorado lo retiramos del fuego.

Toffee

3. Añadimos la mantequilla y removemos.

4. Ponemos el cazo de nuevo en el fuego y añadimos la nata líquida poco a poco.

5. Por último añadimos la sal (podemos echar primero poquita e ir probando si es suficiente)  removemos y dejamos al fuego un par de minutos más hasta que esté espesito pero sin pasarnos, que al enfriarse espesa bastante.

Salsa de caramelo salado

Y ¡listo! ya tenéis el caramelo salado.

Salted caramel

Si os sobra lo podéis guardar sin problema en la nevera durante días, pero verás como no dura mucho 😉

 

Sin comentarios

Publicar un comentario