hummus de aguacate

Hummus de aguacate

Iba a empezar escribiendo que el post de esta semana es de los que no se pueden llamar ni receta por lo simple que es. Pero lo he borrado. Y es que en mi opinión todo esto va de compartir ideas, porque al final cada uno convierte las recetas en suyas, pero el tener ese punto de partida que a nosotros quizá no se nos hubiera ocurrido, junto con esas pautas que a otro le ayudaron, es lo que yo suelo buscar en un blog de cocina. Claramente este hummus de aguacate entra en el club de recetas fáciles, pero sin duda también en el de recetas nutritivas y deliciosas 😉

Hacer hummus es una cosa muy sencilla, pero todo lo sencillo suele requerir de buenos ingredientes y de un buen equilibrio entre ellos. Yo en el primer intento de este hummus con aguacate le eché comino, un ingrediente básico del hummus “tradicional” que me parecía debía estar presente. Y sin embargo ese sabor eclipsó totalmente el del aguacate. ¿Cómo te quedas?

Me encanta tener hummus casero en la nevera, soy así de simple. Principalmente lo uso en el desayuno, pero también para acompañar un montón de recetas vegetarianas como un poke bowl o una ensalada templada. ¿Nunca te has animado a hacer hummus en casa? Lo tienes que probar, de verdad. Y si no te convence esta receta, en el blog tienes unas cuantas opciones más de diferentes sabores.

Ingredientes

  • 200 gr de garbanzos cocidos
  • 1 aguacate
  • medio diente de ajo, sin el germen central
  • media lima (o limón)
  • un chorrito de aceite de oliva
  • sal y pimienta

Preparación del hummus de aguacate

1. Enjuagamos y escurrimos los garbanzos cocidos. Y los echamos en el vaso de la batidora o en un bol como en mi caso.

2. Añadimos el aguacate troceado, medio ajo sin el germen del centro (para que no repita), un chorrito de lima y otro de aceite de oliva.

hummus con aguacate

3. Salpimentamos al gusto y batimos bien. Llegado este momento os recomiendo probarlo por si le falta algo. En mi caso añadí un poco más de aguacate, y es que la cantidad dependerá mucho del tamaño, de la calidad o incluso de lo maduro que esté.

Lo pasamos al recipiente donde lo vayamos a servir o guardar. A mí me gusta echar un chorrito más de aceite por encima.

Y ya está listo nuestro hummus de aguacate, para un picoteo vegano acompañado por ejemplo de unos palitos de zanahoria (todo muy realfood ¿no? 😛 ), para las tostadas del desayuno, para un bocadillo… en fin, para acompañar cualquier plato que se os ocurra. Es el complemento ideal para un montón de recetas vegetarianas, ¡imaginación al poder!

Si lo hacéis y os animáis a subir una foto a redes me podéis etiquetar o usar el hashtag #verdequetecomoverde ¡que me encanta saber de vosotros!

Sin comentarios

Publicar un comentario