como hacer makis

Maki sushi vegano

¡Hola! En los últimos años he hecho varios intentos de hacer sushi casero y nunca me quedaban en su punto, se podían comer pero no estaban “de restaurante”. Pero por fin he dado con una receta de makis con la que estoy muy contenta, así que os la cuento para que lo podáis hacer en casa cuando tengáis antojo de sushi. Para empezar me gustaría aclarar, por si hay alguien que no lo tenga muy claro, que “sushi” es como se denomina a lo que es la preparación de arroz “avinagrado”, sin tener en cuenta el acompañamiento (la partícula «su» quiere decir «vinagre» y «shi» proviene de «meshi» que significa «arroz»). Y luego cada tipo tiene su nombre en función de la forma. Por ejemplo estos enrolladitos son maki sushi, y suelen ser los únicos con opciones vegetales.

La mayor “dificultad” está en que el arroz para sushi quede en su punto, porque luego el resto de la preparación es sencilla. Así que es de esas recetas que os recomiendo seguir al pie de la letra, ya que aunque no es difícil, requiere cierta precisión. Os prometo que preparando el arroz tal y como os explico, queda perfecto 😉

Ya prácticamente en cualquier supermercado venden arroz para sushi, que es cortito y lleva poco almidón, así que os recomiendo comprarlo. En cuanto al resto de ingredientes, yo hice tres tipos: maki de aguacate, de mango con zanahoria y de pepino.

Venga, que ya os explico cómo hacer makis.

Ingredientes (para unos 8 rollos de maki sushi)

  • 450 gr de arroz especial para sushi
  • 450 gr de agua
  • 50 ml de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de azúcar
  • alga nori
  • lo que queráis para el relleno: aguacate, pepino, mango y zanahoria.
  • para acompañar: salsa de soja y wasabi (opcional por supuesto, yo no lo toco).

Además, es recomendable utilizar una esterilla especial para liar el maki sushi, si no tenéis la podéis comprar en cualquier bazar.


Preparación

1. Lo primero de todo es lavar el arroz, y no se trata de ponerlo a remojo y ya, hay que frotarlo y enjuagarlo varias veces para que pierda el almidón, hasta que el agua salga casi transparente. Y pongo “casi” porque a mí nunca me llega a salir 100% transparente, pero con el “casi” es suficiente, lo prometo 😉

Os cuento un poco más en detalle como lo hago yo: me armo con una fuente, un colador y mucha paciencia. Primero coloco el arroz para sushi en el colador y lo dejo un minuto bajo el grifo mientras lo froto. Después lo meto en la fuente, echo agua, lo froto bien durante un minuto y lo cuelo. Fuente-agua-froto-cuelo unas 6 veces más, hasta que como os digo el agua sale casi transparente, o hasta que me harto.

2. Ponemos el arroz bien escurrido en una olla con la misma cantidad de agua. Tapamos la olla (muy importante que no la destapéis hasta que yo os diga) y la ponemos al fuego durante 15 minutos: 2 a fuego medio-fuerte y el resto a fuego medio.

3. Pasados los 15 minutos, sin levantar la tapa, retiramos del fuego y dejamos reposar otros 15 minutos.

4. Mientras, en esta media hora, prepararemos el vinagre: lo mezclamos con el azúcar y la sal y calentamos al micro (a potencia media) unos 30 segundos, lo necesario para que se disuelva. Removemos y reservamos.

5. También podemos ir cortando el relleno en bastoncitos finos.

6. Volvamos al arroz: lo colocamos en una fuente lo más amplia posible para que quede bien extendido hacemos unos surcos como si aráramos el arroz y echamos el vinagre de arroz que teníamos preparado. Mezclamos bien y dejamos enfriar.

7. Ahora toca el montaje: primero colocamos una hoja de alga sobre la esterilla. Lo ideal es cortar el alga (viene como “troquelada”) porque si no -lo digo por experiencia- o bien hay que rellenarlo más, con lo que tendremos más posibilidades de que se descuajeringue, o hay que darle como varias vueltas al alga y no queda nada bien.

maki sushi sushi casero

8. Colocamos el arroz como en la foto, dejando un huequecito en el centro. Ponemos el relleno en medio. Y a liarlo. Veréis que no es difícil, solo hay que cogerle el truco. Para pegar el alga al final y cerrar el rollo solo hace falta aplicar un poco de agua.

maki de aguacate

9. Con nuestros rollos listos, ya solo queda coger un cuchillo bien afilado y cortar con mucho cuidado las piezas de maki sushi vegano. Las piezas de los extremos siempre quedan un poco más churro, pero es normal.

makis

Servimos con salsa de soja y a disfrutar de nuestro maki sushi. Si queréis wasabi diabólico y jengibre con sabor a amoniaco pues también, pero creo que poca gente lo suele tocar. Yo puse un pegotito de wasabi pero fue a la basura después de la foto. Y no es que lo comprara para esto, es que tenía un sobre en la nevera junto con los millones de sobres de cátsup, imagino que de alguna vez que cogería sushi para llevar.

sushi vegano

Aunque me está quedando un poco largo el post, lo voy a rematar contándoos mi primera experiencia con el wasabi, por si alguien está aburrido y le interesa. Estaba yo con mis 19 años en una beca de esas para irte lejos de tu casa un mes a estudiar inglés. Situemos la historia en Cork, Irlanda 💚, en un piso donde convivía con muchas gentes. Dos de ellos eran los japoneses más adorables que he conocido en mi vida y a los que recuerdo con muchísimo cariño, a pesar de no mantener el contacto.

Como no, una noche tocó hacer sushi casero, y uno de ellos tenía un bote de wasabi hecho por su abuela, que tenía una pinta añeja que podía ser o muy buena o muy mala. Como por aquel entonces este mundo del sushi no era tan popular (al menos en España) y a mí me encanta el picante -además de que no quería quedar yo de cobarde, faltaría más-, pues nada, se aprovecharon para untarme el sushi bien de mierdaverde. No recuerdo muy bien mi reacción pero ellos casi mueren de la risa mientras yo casi muero envenenada. Después no he sido capaz de volver a probarlo, a pesar de que mucha gente me ha recomendado diluirlo en la salsa de soja y tal… mejor no arriesgar.

¿Y vosotros qué pensasteis la primera vez que probasteis el wasabi? ¿Algún wasabi lover por aquí?

 

2 Comentarios
  • Veganismo a tope
    Publicado a las 12:32h, 08 junio Responder

    Pero puede molar más un blog? Vaya pedazo de receta. Me encanta. Yo una vez intenté hacerlo y como no tenía de nada use arroz normal (SOS) bien de almidón y en vez del alga una hoja de lechuga hervida. Una experiencia. Después de todo el chabisque se fue todo a la basura. Incomestible.

    • Marina
      Publicado a las 15:48h, 12 junio Responder

      ¡Me alegra que te haya gustado!
      La verdad es que lo de tu sushi suena fatal, los experimentos no siempre salen bien pero de todo se aprende 😉

Publicar un comentario