Tarta de limón fácil

Me encantan las tartas frías con base de galleta y relleno cremoso, desde siempre me han gustado mucho más que las típicas tartas con capas de bizcocho y poca crema. Pues bien, hoy os traigo una tarta de limón fácil con un toque de chocolate ¡me chifla esta combinación! Lo bueno es que al ser de limón es apta para esas personas que se empalagan con los postres muy dulces (gente rara de otro planeta).

El toque de chocolate se lo doy añadiendo cacao a la base de galleta y unas virutas de chocolate para decorar. Aunque otras veces para no entretenerme haciendo la virutas la he decorado con fideos de chocolate o derritiendo un poco de Nutella y haciendo unas líneas por encima.

Y lo bueno es que se trata de una tarta fácil, de verdad de la buena, necesitamos pocos ingredientes y los pasos a seguir son aptos para recién iniciados en la cocina. De hecho es un postre ideal para preparar con niños.

Así que si estáis buscando una receta de una tarta sin horno que sea fácil pero que sorprenda, os recomiendo seguir leyendo 😉

Ingredientes (para un molde de 23 cm)

Para la base:

  • 250 gr de galletas (María, Digestive, Dinosaurus…)
  • 80 gr de mantequilla
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo

 

Para la crema

  • 350 gr de leche condensada
  • 2 limones
  • 500 ml de nata montada

 

Para las virutas de chocolate

  • 100 gr de chocolate negro

Preparación

1. En primer lugar haremos la base de galleta. Para ello hay que derretir la mantequilla en el microondas o en un cazo. También tenemos que triturar las galletas con una picadora, si no tenéis las podéis meter en una bolsa y pasar un rodillo por encima hasta que estén hechas polvo.

2. Mezclamos en un bol la galleta picada y la mantequilla fundida con el cacao en polvo. Cuando quede una masa homogénea la extendemos en el fondo del molde desmontable y metemos éste a la nevera para que la base se endurezca mientras preparamos el resto.

Recordad antes de nada poner un trozo de papel de hornear entre la base del molde y el aro si después queréis servir la tarta en otro recipiente que no sea el molde.

Tarta de limón y chocolate

3. Mezclamos la leche condensada con la ralladura de uno de los limones (sin la parte blanca, que amarga). Exprimimos los dos limones y añadimos el zumo, mezclando bien hasta que quede una crema homogénea.

4. Ponemos en un recipiente grande la nata montada y aquí añadiremos poco a poco la mezcla de leche condensada y zumo de limón con movimientos envolventes, de modo que la nata no pierda volumen.tarta de limón

5. Una vez hayamos obtenido una crema suave la vertemos sobre la base de galleta y metemos el molde de nuevo al frigorífico. Lo ideal es prepararla el día anterior para que esté toda la noche en la nevera, pero si no es posible la dejaremos al menos 3 horas enfriando.

6. Para decorar esta tarta de limón hice virutas de chocolate: se derrite el chocolate y se extiende una capa muy fina sobre una superficie lisa y fría (yo usé la parte de abajo de una fuente grande, que metí unos minutos al congelador). En cuanto veamos que se solidifica el chocolate, vamos haciendo la virutas con una espátula de cortar queso.

Virutas de chocolate

Pero si no os queréis complicar podéis decorar vuestra tarta como más os guste. Otras veces he utilizado fideos de chocolate o he derretido Nutella para hacer unas líneas sobre la tarta de limón.

 

Sin comentarios

Publicar un comentario