Alcachofas rebozadas con reducción de Pedro Ximénez

Hoy os traigo una receta fácil, pero fácil de verdad, que en resumen consiste en rebozar unas alcachofas de bote y acompañarlas de una reducción de Pedro Ximénez, que puede sonar muy sofisticada pero es una salsa muy fácil de preparar, para la que sólo necesitaremos este vino dulce y azúcar. Además, la podéis usar como acompañamiento de muchas otras verduras, está muy rica. Hubo una época en la que no paraba de ver en las cartas de los restaurantes cómo acompañaban las carnes con esta salsa y yo no quería quedarme sin probarla.

En general las alcachofas de bote las uso en pocas ocasiones, porque para hacerlas a la plancha o cocidas quedan más ricas las naturales, pero para hacer alcachofas rebozadas vienen muy bien.

Y en un momento, nos montamos una receta vegetariana ideal para sorprender o darnos un capricho.

Ingredientes (para dos personas)

  • 12 corazones de alcachofas de bote (peso escurrido 330 gr)
  • aceite de oliva para freírlas

 

Para rebozarlas:

  • uno o dos huevos
  • harina

 

Para la salsa:

  • 300 ml. de vino dulce Pedro Ximénez
  • 80 gr de azúcar

Preparación

1. Empezaremos preparando la reducción de Pedro Ximénez: ponemos el vino junto al azúcar en un cazo a fuego medio durante media hora, removiendo de vez en cuando. No hace falta esperar a que espese, una vez se enfríe adoptará una textura más espesita.

2. Mientras, escurrimos los corazones de alcachofas sobre papel de cocina

 alcachofas rebozadas

3. A continuación rebozamos las alcachofas, pasándolas por harina, huevo batido y harina de nuevo.

4. Las freímos en abundante aceite caliente y cuando estén doraditas las sacamos, poniéndolas sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

alcachofas fritas

5. Ya sólo nos falta servir nuestras alcachofas fritas y echar por encima un poco de la reducción de Pedro Ximénez, que ya habrá adquirido una textura más densa.

¡A la mesa!

 

Sin comentarios

Publicar un comentario