raviolis de calabacín

Raviolis de calabacín rellenos de sobrasada vegana

¡Hola! ¿Cómo va la semana? Yo después de hacer la sobrasada vegetal estuve pensando recetas veganas donde poder usarla, porque la verdad es que le veo muchas posibilidades (y porque si no me la iba a comer toda untada en pan y no era plan…). Y me vino a la cabeza la idea de hacer unos raviolis de calabacín rellenos de sobrasada vegana.

La primera vez que oí en un sitio el concepto “raviolis de calabacín” me llevé una decepción, porque yo me esperaba unos raviolis de pasta pero con un relleno de calabacín. Y no, resultó ser lo que veis en la foto, aunque con otro relleno. Realmente están muy buenos, y quedan muy vistosos, pero se ve que en ese momento tenía antojazo de pasta 😛

Ingredientes (me salieron 7 raviolis de calabacín)

  • 1 calabacín
  • almendra laminada (opcional)

Para la sobrasada vegana

  • 150 gr de anacardos crudos
  • 80 gr de tomate seco (puesto a remojo 3 horas antes)
  • 40 gr de agua
  • 35 gr de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharaditas de pimentón de la Vera
  • 1 cucharadita de comino
  • pimienta negra al gusto

Preparación

1. Lo primero es preparar la sobrasada vegana. Para eso, tenéis que poner el tomate seco a remojo con agua unas tres horas antes. Y después ya es básicamente triturar todos los ingredientes. Tenéis aquí la receta paso a paso.

2. Cortamos el calabacín verticalmente, lo más finito posible, si tenéis mandolina mucho mejor. Yo lo corté con un cuchillo muy afilado (el que uso para pelar las verduras) y con mucha paciencia.

3. Como mi calabacín era largo y fino corté las tiras por la mitad, para que los raviolis no me quedaran demasiado grandones. Pero si cogéis un calabacín más pequeño probablemente no os hará falta cortar las tiras, eso como veáis.

raviolis de calabacín rellenos

4. Pasamos las tiras de calabacín 3-4 minutos por el microondas, lo necesario para que queden manejables y se puedan doblar sin romperse.

5. Cogemos dos tiras y formamos una cruz. En el centro ponemos una cucharada de sobrasada vegana y cerramos el “paquetito”. En uno de ellos tuve que pinchar un palillo para que cerrara, pero lo quité antes de emplatar.

raviolis de calabacín

6. Pasamos todos los raviolis de calabacín por una sartén con un poco de aceite de oliva. Vuelta y vuelta para que se doren un poco ¡y listos!

Yo los serví con unas almendras laminadas por encima, pero podéis echar especias al gusto, parmesano vegano… ¡lo que os apetezca!

Espero que os gusten tanto como a mí estos raviolis de calabacín, un plato nutritivo y con un una mezcla de sabores muy interesante, ya que la intensidad de la sobrasada queda de maravilla con el sabor más suave del calabacín.

 

Sin comentarios

Publicar un comentario