salsa de boletus

Salsa de boletus

Hoy os cuento mi receta de salsa de boletus casera. Yo suelo usar esta salsa para pasta, pero también para acompañar albóndigas, patatas, verduras, unos filetes de seitán… o incluso sustituyendo a la salsa de tomate en las pizzas. Se trata de una receta vegana que no tiene ningún misterio, en menos de 20 minutos y casi sin hacerle caso está lista.

Os tengo que confesar que antes de ponerle titulillo al post me he cerciorado de que “boletus” hacía referencia a todas las setas en general, que no quería pasarme de lista por quedar más finolis. No vaya a ser que sea una seta en particular y la gambe. Que sé que está muy extendido lo de llamarle salsa de boletus, pero eso no siempre implica que sea correcto.

Total, que por algún sitio he leído que “toda seta es boletus”. Así que todo correcto. Probablemente ya lo supierais y esté quedando de ignorante, pero mira, transparencia ante todo y así de paso veis que me preocupa la veracidad del blog y que si no sé algo me informo. Toma autopubli 😛

Lo sana o no sana que sea esta salsa vegana dependerá principalmente de la calidad de la nata que compréis, ya que muchas natas para cocinar (pero más aún las vegetales) llevan ingredientes rarunos. Lo demás todo ok.

Ingredientes

Con estos ingredientes sale salsa de boletus como para un par de platos de pasta (por si no se aprecia el tamaño del recipiente en la foto).

  • 175 gr de setas variadas en conserva* (peso escurrido)
  • media cebolla tierna
  • 150 ml de nata vegetal
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta blanca

* Sobre las setas: a mí me resulta muy práctico comprarlas en conserva , pero podéis comprarlas frescas o incluso congeladas.


Preparación de la salsa de boletus

1. Pelamos y troceamos la cebolla tierna (luego irá triturada así que tampoco hace falta que la piquemos muy fina). Y la ponemos en una sartén a fuego medio con un culín de aceite.

2. Cuando la cebolla empiece a coger colorcito añadimos las setas bien escurridas, salpimentamos al gusto y cocinamos cinco minutos.

3. A continuación añadimos la nata para cocinar y dejamos a fuego lento otros cinco minutos. Veréis qué bien empieza a oler el asunto 😉

4. Trituramos con la batidora añadiendo más sal y pimienta blanca si fuera necesario. También podéis echar un poco más de nata si os gusta más líquida. A mí me gusta que quede tirando a espesa y no muy fina, por eso la bato lo justo para dejarla un pelín grumosa, pero eso ya a gustos.

Y ya está lista nuestra salsa de boletus.

¿Os ha molado esta receta vegana?receta de salsa de boletus

¿La usaréis para vuestra próxima receta de pasta vegana? ¡Lo quiero saber todo!

Sin comentarios

Publicar un comentario